Testamento ológrafo

Fue la última oportunidad en que te vi ante un teclado. Hará, más o menos, un año y medio. Me ha costado entenderte. Pero sí, hoy todo se muestra como lo describiste.

¡Qué listo eras, compañero! Te sigo extrañando. Tanto que, a veces, solo a veces, maldigo esa herencia genética que me condena a sobrevivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s