Lunas

Ajena a tamaños o distancias. A los vicios humanos de tomar la medida de las cosas. Hoy, como ayer, como siempre. Una irresistible invitación al aullido, a la huida, a lo que ganamos y a lo que perdimos, a lo que de algún modo nos espera en algún sitio, al cielo en el que una vez creímos, a subirse en ella sin temores y, llegado el instante propicio, incluso a desaparecer.

Probablemente, la única certeza que podemos contemplar desde la Tierra.

PDT: La imagen no es de hoy, está tomada hace dos o tres años. Nada cambia. Para los astros, nuestro tiempo no existe.

4 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s